Estándares de Harthoorn Packaging

Harthoorn Packaging logra una vez más los máximos estándares posibles para los certificados BRC y IFC.

El 24 de enero de 2014, Harthoorn Packaging, como en años anteriores, ha completado de forma satisfactoria el proceso de certificación de BRC e IFC. La compañía ha vuelto a lograr el máximo nivel posible para sus certificados. En Harthoorn Packaging la calidad de nuestros productos y servicios es siempre la máxima prioridad. Esto se refleja en nuestros procesos diarios. Por lo tanto, estamos extremadamente satisfechos de que este certificado haga resaltar nuestros estándares de alta calidad. Si necesita que se empaquete cualquiera de sus productos, déjelo en manos de Harthoorn Packaging.

BRC
BRC significa British Retail Consortium (Consorcio Británico de Minoristas). Se trata del homólogo británico de la Oficina Central Holandesa Levensmiddelen (Organización para el comercio de productos alimenticios). Este estándar es comparable al APPCC, aunque este es mucho más difícil de lograr. También expresa las necesidades de los alrededores de la empresa, de la organización interna y de comunicación. Este certificado es uno de los más importantes para Harthoorn Packaging. Todos los procesos se han llevado a cabo bajo control con los requisitos de este estándar. Las empresas que cuentan con este certificado reúnen todos los requisitos para que se les permita abastecer a las mayores cadenas de supermercados británicas. Harthoorn Packaging posee este certificado desde que se fundó la empresa. En 2012, se introdujo un nuevo estándar para este certificado. Harthoorn Packaging fue la primera compañía en los Países Bajos en conseguir la clase A en el certificado BRC, es decir, la clase más alta de este estándar.

IFS
IFS se considera a menudo como la unión francesa y alemana del estándar BRC. La International Food Standard (Norma alimentaria internacional) fue introducida por los comerciantes de productos alimentarios de Alemania y Francia entre 2002 y 2003. Al igual que el estándar BRC, este sistema tiene como objetivo controlar los riesgos en materia de seguridad alimentaria en la medida posible. Este sistema también se basa en los estándares APPCC y el GFSI (Global Food Safety Initiative/Iniciativa Global de Seguridad Alimentaria). Harthoorn Packaging fue inspeccionada para asegurar el cumplimiento del estándar IFS y, finalmente, fue galardonada con el certificado IFS junto con el certificado BRC, obteniendo así la clase más alta posible, el Nivel más Alto de IFS.